Grabados

La técnica de grabado con buril, también conocida como «Talla dulce» es una técnica de huecograbado o «Intaglio» en la cual el buril, una herramienta formada de un mango de madera y una pieza alargada de acero endurecido, a través de la presión manual sobre una superficie de otro metal crea un surco, quitando una cantidad de metal y dejando un bajo relieve con la forma del buril.

Si bien los primeros registros que se tienen del trabajo de intaglio o huecograbado pertenecen al año 4.000 A.C., la técnica del buril sobre planchas de cobre que se usaron como matriz para ser impresas en papel, se desarrolló en la primera mitad del siglo XV en el norte de Italia y la rivera del río Rin. Luego, a principios del siglo XVI, los grandes maestros como Albrecht Dürer, Martin Schongauer y Hendrick Goltzius, muchos de los cuales tenía un origen como orfebres o trabajaron en el mundo de la orfebrería, llevaron la técnica a un nuevo nivel artístico que revolucionó el arte y las técnicas de impresión.

Mas adelante con la aparición del aguafuerte (técnica de grabado por medio de ácidos) el grabado a buril perdió terreno en el mundo del grabado artístico ya que requiere gran dedicación y mayor destreza que otras técnicas.

Los trabajos que pueden ver aquí son todos grabados con buril, tanto impresiones de matrices de cobre, como grabados sobre objetos de distintos materiales, todos hechos manualmente y siguiendo la tradición del oficio.

 

[ux_products cat=»160″ products=»30″]